El libro del Génesis


person Autor: Arend REMMERS 11


1 - Su autor y su fecha

Según la tradición antigua, Moisés fue el autor no solo del libro del Génesis, sino de todo el Pentateuco (nombre de los cinco libros de Moisés, derivado del griego pente «cinco» y teuchos “recipiente para pergaminos”). Moisés fue testigo presencial de los acontecimientos registrados en el Éxodo, el Levítico, los Números y el Deuteronomio, e incluso, en parte, el personaje central de estos libros. En cuanto a la redacción del Génesis, aparte de las revelaciones directas de Dios (por ejemplo, el relato de la creación del mundo en Gén. 1 y 2), probablemente contaba con documentos de la época de los patriarcas (por ejemplo, las genealogías, Gén. 5; 10; 11 y 36). Moisés escribió bajo la guía del Espíritu Santo de Dios. Era un profeta, por lo que las palabras de Pedro en el primer capítulo de su Segunda Epístola también se aplican a él: «Hombres de Dios hablaron, guiados por el Espíritu Santo» (v. 21).

Moisés vivió alrededor del 1500-1400 a.C. En esa época, la escritura jeroglífica, que comenzó en el tercer milenio a.C., ya estaba bien desarrollada en Egipto. La escritura pictográfica sumeria y asirio-babilónica también data de este período temprano.

Los mitos sumerio-acadios y asirio-babilónicos sobre la creación y el diluvio (por ejemplo, el ciclo épico de Gilgamesh) siempre se han comparado con los relatos correspondientes de la Biblia, y a menudo se considera que han servido de modelo. Pero estos escritos humanos, poblados de todo tipo de deidades, contrastan con el lenguaje sencillo y claro de las Escrituras. Muestran, sin embargo, que los pueblos paganos en cuestión habían conservado un vago recuerdo de los comienzos del mundo, que escribieron, según su imaginación y bajo la influencia de la idolatría, en la forma en que los conocemos incluso ahora. Así, la veneración de la serpiente, muy extendida en muchos cultos idolátricos de todo el mundo en el pasado y, en parte, incluso en la actualidad, demuestra también la capacidad de Satanás para atraer a los hombres hacia él, apartándolos de la adoración del único Dios verdadero (Gén. 3:1; Apoc. 12:9).

La tradición de que los cinco primeros libros de la Biblia fueron escritos por Moisés tiene su origen en la propia Palabra de Dios. El término «ley» no se limita a los mandamientos que Moisés recibió de Dios en el Sinaí. Ya en el Antiguo Testamento, el término se refiere a menudo a los cinco libros de Moisés, la Torah, es decir, la primera parte del Antiguo Testamento. Compárese Josué 1:7; 8:31; Jueces 3:4; 1 Reyes 2:3; 2 Crónicas 23:18; Esdras 3:2; Nehemías 8:1; Daniel 9:11; Malaquías 4:4.

En los Evangelios, el Señor Jesús confirma que Moisés es el autor de estos libros en Lucas 24:27, 44; Juan 5:46-47. Y Pablo, que tanto habla de la ley, la llama repetidamente «ley de Moisés» (Rom. 10:5; 1 Cor. 9:9; Hebr. 10:28).

Dos pasajes del Nuevo Testamento dejan claro que el término «ley» o «ley de Moisés» también se refiere en realidad al Génesis: 1 Corintios 14:34 solo puede referirse al mandato divino de Génesis 2:18 y 3:16, ya que la ley del Sinaí no da ningún mandamiento formal sobre la sumisión de la mujer; y Gálatas 4:21 y siguientes, donde Pablo cita la historia de Ismael e Isaac (Gén. 16 y 21). En ambos casos, se menciona la ley.

2 - Su objetivo

El Génesis (Genesis: «comienzo», «devenir») es el libro de los comienzos. Contiene el «germen» de todos los caminos de Dios hacia el mundo, los principios del trato de Dios con la humanidad y, en tipo (figura), anticipa todas las revelaciones divinas posteriores.

El Génesis describe la creación del mundo, la caída del primer hombre en el pecado y lo que siguió; pero junto a la maldición también encontramos de inmediato la primera alusión clara al Redentor. Vemos la justicia de Dios en el juicio del diluvio, pero también la elección de la gracia y la vida de fe en Abraham. La historia de Isaac nos pone ante el hijo amado del padre, que va a ser ofrecido como sacrificio; la de José y sus hermanos nos presenta todo el camino de Israel con su Mesías. Los relatos biográficos de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob muestran, por otra parte, la vida personal de la fe. La tienda de campaña indica que el creyente es un peregrino y un extranjero en este mundo, que no tiene una ciudad permanente, sino que busca la que ha de venir. El altar representa la comunión con el único Dios verdadero y el culto que se le debe.

3 - Sus características

3.1 - Los nombres de Dios

En general, no solo en el Génesis sino en todo el Antiguo Testamento, se llama a Dios con dos nombres: Dios (hebreo: Elohim) y Jehová (hebreo: JHWH: el Señor; pronunciación probable: «Jahweh»). En contra de lo que creen muchos críticos, el uso de estos dos nombres no implica la existencia de autores o relatos diferentes que fueron reunidos posteriormente por los eruditos, sino que atestigua la inspiración divina de las Sagradas Escrituras. Dondequiera que haya que destacar la omnipotencia del Creador, encontramos a Dios. Pero cuando, en su gracia, Dios se dirige al hombre, se le llama Jehová. Así leemos en Génesis 7:16, después de la entrada de Noé en el arca: «Como le había mandado Dios; y Jehová le cerró la puerta».

3.2 - «Toledoth»

Las once repeticiones de la palabra hebrea toledoth (filiación, historia) al final o como introducción de una narración marcan una determinada división del libro del Génesis. En las bibliotecas de tablillas cuneiformes de Mesopotamia se encuentran indicaciones estereotipadas de este tipo. La palabra toledoth se repite en los siguientes pasajes:

  1. Génesis 2:4: Estas son las genealogías de los cielos y la tierra
  2. Génesis 5:1: Este es el libro de las generaciones de Adán
  3. Génesis 6:9: Estas son las generaciones de Noé
  4. Génesis 10:1: Estas son las generaciones de los hijos de Noé
  5. Génesis 11:10: Estas son las generaciones de Sem
  6. Génesis 11:27: Estas son las generaciones de Taré
  7. Génesis 25:12: Estas son las generaciones de Ismael
  8. Génesis 25:19: Estas son las generaciones de Isaac
  9. Génesis 36:1: Estas son las generaciones de Esaú
  10. Génesis 36:9: Estas son las generaciones de Esaú
  11. Génesis 37:2: Estas son las generaciones de Jacob.

3.3 - Siete biografías

El Génesis contiene las biografías de siete creyentes: Adán, Enoc, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José. Estas historias también determinan la división del libro.

4 - Breve análisis de su contenido

  • I. Génesis 1 al 11: La historia primitiva
    • 1. Capítulos 1 al 5: De la creación al diluvio
      • a) Capítulos 1:1 al 2:25: La creación
        • Cap. 1 – Los seis primeros días de la creación (relato general)
        • Cap. 2 – La creación del hombre (relato especial)
      • b) Capítulos 3:1 al 4:7: La caída y sus consecuencias (Rom. 5:12)
        • Cap. 3 – Tentación, caída, juicio y gracia
        • Cap. 4:1-7 – Caín y Abel: el primer sacrificio, el primer asesinato y la primera ciudad
      • c) Capítulos 4:8 al 5:32 Caín y Set: dos descendientes de Adán (1 Cor. 15:46)
    • 2. Capítulos 6 a 11: De Noé a Abraham
      • a) Capítulos 6:1 al 8:14: El diluvio
        • Cap. 6 – La construcción del Arca (Mat. 24:38-39; 2 Pe. 3:3-10)
        • Cap. 7 – El diluvio: juicio y salvación
        • Cap. 8:1-14 – El fin del diluvio
      • b) Capítulos 8:15 al 10:32: Noé y sus descendientes
        • Cap. 8:15-22 – Noé en la nueva tierra
        • Cap. 9 – La institución de la autoridad y la caída de Noé
        • Cap. 10 – El cuadro de los pueblos: los descendientes de Jafet, Cam y Sem
      • c) Capítulo 11:1-26: La Torre de Babel – La familia de Sem
      • d) Capítulo 11:27-32: La familia de Taré
  • II. Génesis 12 al 50: La historia de los patriarcas
    • 1. Capítulos 12:1 al 21:34: Abraham, el padre de los creyentes (Rom. 4)
      • a) Capítulos 12:1 al 14:24: La llamada de Abram y la vida de fe manifiesta
        • Cap. 12 – Abram va por fe a Canaán y experimenta una caída en Egipto
        • Cap. 13 – La elección de Lot y la parte de Abram
        • Cap. 14 – Abram liberó a Lot y conoce a Melquisedec (Hebr. 7:1ss)
      • b) Capítulos 15:1 al 21:34: Las experiencias de Abraham con Dios
        • Cap. 15 – La promesa de un hijo y una herencia
        • Cap. 16 – Agar e Ismael: la ley y la carne (Gál. 4:21-31)
        • Cap. 17 – Renovación de la promesa e institución de la circuncisión; cambio de nombres (Abraham y Sara)
        • Cap. 18 – Comunión con Dios e intercesión por Sodoma
        • Cap. 19 – Destrucción de Sodoma y Gomorra; liberación de Lot; origen de Moab y de los hijos de Amón
        • Cap. 20 – El fracaso de Abraham en su trato con Abimelec
        • Cap. 21 – Nacimiento de Isaac y separación de Agar e Ismael
    • 2. Capítulos 22:1 al 26:33: Isaac, el hijo de la promesa
      • a) Capítulos 22:1 al 25:18: Abraham e Isaac: una visión profética
        • Cap. 22 – El sacrificio de Isaac (Rom. 8:32): La muerte de Cristo
        • Cap. 23 – La muerte y el entierro de Sara: el apartamiento de Israel
        • Cap. 24 – Isaac se casa con Rebeca: el llamado de la esposa
        • Cap. 25:1-18 – El nuevo matrimonio de Abraham y la herencia de Isaac: el Milenio
      • b) Capítulo 25: 19-34: Los hijos de Isaac, Esaú y Jacob: la elección de la gracia (Rom. 9:6-14)
      • c) Capítulo 26:1-33: Isaac en la tierra de los filisteos: caída y bendición
    • 3. Capítulos 26:34 al 37:1: Jacob-Israel o la enseñanza del Espíritu
      • a) Capítulos 26:34 al 28:22: Esaú y Jacob
        • Cap. 26. 34-35 – Las esposas de Esaú
        • Cap. 27 – Jacob usurpa la bendición
        • Cap. 28 – La huida de Jacob a Mesopotamia
      • b) Capítulos 29:1 al 31:55: Jacob en casa de Labán
        • Cap. 29 – Jacob se casa con Lea y Raquel
        • Cap. 30 – Los hijos de Jacob
        • Cap. 31 – El regreso de Jacob a Canaán
      • c) Capítulos 32:1 al 37:1: Jacob en Canaán
        • Cap. 32 – La lucha de Jacob con Dios y su nuevo nombre (Israel)
        • Cap. 33 – El encuentro de Jacob con Esaú
        • Cap. 34 – Dina y Siquem
        • Cap. 35 – Jacob sube a Betel; nacimiento de Benjamín y muerte de Raquel
        • Cap. 36:1 al 37:1 – Esaú y sus descendientes; conclusión
    • 4. Capítulos 37:2 al 50:26: José, tipo de Cristo rechazado y glorificado
      • a) Capítulo 37:2-36: Los sueños de José y el cautiverio en Egipto
      • b) Capítulo 38: Judá y Tamar
      • c) Capítulo 39:1 al 41:57: Bajada y subida de José
        • Cap. 39 – José y la mujer de Potifar
        • Cap. 40 – José interpreta los sueños de los siervos de Faraón
        • Cap. 41 – Los sueños del faraón y la liberación de José
      • d) Capítulos 42:1 al 47:31: Los siete años de hambruna
        • Cap. 42 – Los hermanos de José en Egipto
        • Cap. 43 – El segundo viaje de los hermanos a Egipto
        • Cap. 44 – La conciencia de los hermanos despierta
        • Cap. 45 – José se da a conocer
        • Cap. 46 – Jacob baja a Egipto
        • Cap. 47 – Jacob bendice a Faraón, José al «Salvador del mundo
      • e) Capítulos 48:1 al 50:26: El fin de Jacob y José
        • Cap. 48 – Jacob bendice a Efraín y Manasés
        • Cap. 49 – Jacob bendice a sus doce hijos y muere
        • Cap. 50 – El entierro de Jacob y la muerte de José: La esperanza de la herencia.