Ideas breves

23 de Marzo de 2020

  • En la primera oración cristiana reportada después del descenso del Espíritu Santo, la principal petición de los fieles al Señor fue «Concede a tus siervos que con todo denuedo anuncien tu palabra» (Hechos 4:29). Una respuesta positiva a esta oración fue dada inmediatamente (Hechos 4:31). Es un modelo para hoy. Anunciar la Palabra de Dios para cambiar los corazones está en completo contraste con las acciones que el mundo preconiza, incluyendo el mundo religioso.
  • «Los apóstoles con gran poder daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús» (Hechos 4:33). Este sigue siendo el modelo para hoy, ya que la resurrección es la señal de que el mundo está en un estado de muerte y necesita un nuevo tipo de vida. La gracia lo ofrece, y este fue también el tema de la primera predicación de Jesús en Nazaret según Lucas 4. Fue rechazado, pero el Señor Jesús continuó en otro lugar (Lucas 4:29-30, 43).
  • ¿Es exagerado hablar de apostasía en la Iglesia, es la palabra demasiado fuerte? No, porque de eso se trata cuando la preocupación ya no es anunciar al Señor Jesús, sino “construir el futuro del planeta”, lanzar “un pacto educativo para hacer madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora” (y así sucesivamente).
  • Epidemia de coronavirus. La escala es tal que es imposible conocer los detalles de lo que está sucediendo. Recordamos que Dios puede derribar en poco tiempo a las mayores, fuertes y orgullosas potencias del mundo (Prov. 16:5, 18) –especialmente una potencia que había decidido cambiar la Biblia para adaptarla a su ideología–, pero Dios no se conforma con solo derribar. Es capaz de hacer avanzar sus asuntos sin ser notado (Dios incitó a todo el Imperio Romano a organizar un censo, con el único propósito de que María diera a luz en Belén, véase Lucas 2). Esperemos que las autoridades estén menos ocupadas persiguiendo a los cristianos y tengan más que hacer para gestionar la situación del país: ¡Dios sabe crear ocupaciones que da a los hijos de los hombres para que se ocupen en él! (Ecl. 3:10).
  • La vida política de hoy está marcada por una animosidad implacable y encarnizada: no es otra cosa que lo que Judas y Pedro anuncian en sus epístolas: «Estos soñadores… desprecian a las potestades y blasfeman las glorias celestiales» (2 Pedro 2:10-14; Judas 8-10).
  • Muchas veces oímos hablar de jóvenes que se han suicidado por acoso o por su reputación destrozada en las redes sociales. Qué deseable sería que los jóvenes reflexionaran sobre el ejemplo de Jesús según Hebreos 12:1-3: «Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, fijos los ojos en Jesús… Considerad, pues, al que soportó tal contradicción de los pecadores contra sí mismo, para que no os canséis ni desmayéis en vuestras almas».

Bibliquest


notifications Otros temas de actualidad
arrow_upward Arriba