Diversidad

1 Corintios 12:4-7


person Autor: Charles Henry MACKINTOSH 38

(Fuente autorizada: creced.ch – artículo corregido)


«Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho» (1 Cor. 12:4-7).

La Iglesia de Dios ofrece un campo de trabajo muy amplio a toda clase de obreros del Señor. No debemos intentar ponerlos a todos en el mismo nivel, o disminuir las distintas facultades de los siervos de Cristo, limitándolos a nuestros propios viejos hábitos. Esto jamás será bendecido. La más grande diversidad de acciones individuales podrá desarrollarse si, todos y cada uno, recordamos que estamos llamados a servir juntos bajo la dependencia de Cristo.

He aquí el gran secreto. ¡Juntos bajo la dependencia de Cristo! No lo olvidemos. Esto nos ayudará a reconocer y apreciar la línea de trabajo de otro, aunque pueda ser diferente de la nuestra. También nos preservará de todo sentimiento de orgullo en cuanto a nuestro servicio, sabiendo que solo somos cooperadores en el único e inmenso campo; y que la gran finalidad que se propone el corazón del Maestro puede ser alcanzada solamente si cada obrero sigue su línea especial de trabajo, y la sigue de común acuerdo con los demás.

Algunos tienen la tendencia perniciosa de despreciar toda esfera de actividad fuera de la suya. Que nos abstengamos cuidadosamente de ello. Si todos siguiesen la misma línea, ¿dónde estaría la preciosa variedad que distingue la obra y los obreros del Señor en el mundo? No se trata solamente del tipo de trabajo, sino de la manera particular con la cual cada obrero lo cumple. Encontraremos dos evangelistas, cada uno distinguidos por un vivo deseo por la salvación de las almas, cada uno predicando la misma verdad, aunque pueda haber gran diferencia en la manera que cada uno emplee para alcanzar la misma meta. Esto se aplica a todas las ramas del servicio cristiano. Nada debería ser hecho sino en la dependencia y bajo las órdenes de Cristo. Y todo lo que puede ser hecho así, lo será seguramente en comunión y de acuerdo con aquellos que andan con Cristo.


arrow_upward Arriba